Scott Smalling, un veterano de la industria de los sistemas de descanso, considera que Relief Bed puede ayudar a que las personas pobres en los países emergentes tengan un colchón sobre el cual dormir.
Smalling, fundador de los colchones de espuma de memoria ComforPedic, dijo que su objetivo es mejorar la vida de las personas que a menudo duermen en el suelo en países de todo el mundo. También tiene planes para ayudar a los niños, veteranos y personas sin hogar en Estados Unidos.
El primer envío de su Relief Bed, colchones que al poder enrollarse son fáciles de transportar, tuvo como destino la nación africana de Zambia, a través de una sociedad con la organización humanitaria World Vision.
Smalling ha aprovechado la experiencia de 70 años de su familia produciendo colchones de espuma, y junto con Therm A Rest, un fabricante de ropa de cama con sede en Seattle decidió crear una cama que pudiera soportar los rigores de un ambiente impredecible y al mismo tiempo proporcionar alivio a las personas.
Relief Bed es repelente al agua, resistente a los rayos ultraviolate, impenetrable por la mayoría de los insectos y se puede limpiar fácilmente. Se puede enrollar hasta tener menos de medio pie cúbico de tamaño, lo que permite un costo de transporte eficiente en todo el mundo.

Para ver esta página necesitas Iniciar sesión o Suscribirte a Moblaje

Sobre El Autor