Retorno a lo esencial de la vida

 

Quien quiera estar al día en materia de innovación, tiene que estar al tanto de lo que sucede a nivel global. Por ello, ahora volteamos a Francfort, la capital económica de Alemania, donde anualmente se lleva a cabo la feria Ambiente, especializada en diseño.

Esta exposición reúne durante cinco días a fabricantes de mobiliario, artículos de decoración, iluminación y regalo por cinco días. En esta ocasión, se presentaron 4 mil 400 expositores de 96 países, en un espacio de más de 300 mil metros cuadrados de exhibición.

Acudieron igualmente tomadores de decisiones, tanto alemanes como de otras naciones, lo que aseguró un buen negocio para la exportación y un ambiente positivo en los pasillos. Los compradores extranjeros provinieron principalmente de Italia, China, Francia, Estados Unidos, España, Reino Unido, Países Bajos, Suiza, Corea del Sur y Turquía.

Le damos pormenores de lo que pudo verse en los pasillos de Ambiente, feria que está ordenada en tres grandes categorías: Living, Dining y Giving, refiriéndose a artículos para la casa en general, así como para el buen vivir, la cocina y el regalo.

 

Los encantos de la nueva temporada

Aunque muy diferentes en lo individual, las diversas tendencias presentadas en Ambiente tuvieron un denominador común: tocaron elementos esenciales de la vida, que como la dedicación de más tiempo para la familia, los amigos y uno mismo, siguen creciendo en importancia.

Específicamente, lo anterior significa que la gente busca crear una atmósfera de bienestar en sus hogares. Asociada a esto, aparece una apreciación de cosas originales, hechas a mano y con técnicas tradicionales.

Este año, los fabricantes optaron por materiales naturales como el mimbre, madera desnuda, corcho y cerámica. Las superficies no tratadas se combinan con texturas glaseadas como relieve.

Fuertes contrastes en la mezcla de materiales producen sorprendentes efectos táctiles. Patrones geométricos, líneas finas y decoración étnica son cada vez más evidentes. Para la primavera, se añaden motivos florales, junto con pájaros, mariposas y escarabajos.

Peces, erizos de mar y cangrejos, ya sea como patrón o como objetos decorativos, crean un ambiente mediterráneo para el verano. Junto a ellos, las piñas, los periquitos y, sobre todo, los cactus son motivos que pertenecen indiscutiblemente a tendencia de moda.

En lo que se refiere a los colores, la temporada próxima nos recibirá con una paleta de discretos tonos beige y arena, que dejan mucha libertad para los acentos individuales. En lo que respecta a la casa, preparan el escenario para una tendencia llena de “verdor” (un verde manzana fresco), Niágara (azul denim) y “pale dogwood” (una versión de rosa pálido).

Los complementos y algunos objetos de decoración son terminados en colores negro profundo, cobre y oro. En cuanto a la cocina y la buena comida, las cosas se ponen muy vivas: la primavera se celebra con colores primarios lustrosos y potentes, que alternan con frescos tonos pastel. 

 

Contrastes blanco y negro en hogares y restaurantes

 Living: tendencias en el hogar y el amueblamiento

Las formas esculturales y geométricas determinaron en mayor o menor medida la atmósfera en ésta sección. Así, sillones redondeados con respaldos extra grandes y jarrones que parecen papel plegado están poniendo acentos prominentes en el hogar. Sin embargo, las luminarias de múltiples facetas, muchas de ellas como esculturas en alambre, recuerdan a los diamantes.

Esta tendencia es estimulada por patrones geométricos, por ejemplo, en cojines, alfombras y cajas. Los colores predominantes son el negro y el blanco, con el cobre, el oro, la plata y el azul de medianoche que también son utilizados.

Transparente y delicado: la ligereza de la primavera

 Para encajar con el estilo limpio, casi lineal – ya sea como un contraste o en combinación- hay una tendencia orientada a la delicadeza, al detalle y a la ligereza, que es reconocible con el vidrio, a menudo resultante de una fabricación de alta calidad y un alto grado de artesanía.

En consecuencia, el arte tradicional del vidrio soplado está disfrutando de un renacimiento: ollas, jarrones y cuencos con grietas incrustadas e inclusiones, a veces de color, a veces cuidadosamente pintados a mano, que reflejan el deseo por el valor y calidad.

Las bombillas eléctricas incluyen guirnaldas con encaje de crochet; patrones de filigrana aparecen en los relojes de pared de madera o marcos de plata. Hay una ligereza de contacto que emerge, en una combinación de plantas delicadamente ramificadas -como los helechos o las hierbas de caña, por ejemplo- y otras colgantes en recipientes de vidrio en forma de gotas de lluvia o esféricas.

Decoración individual y única

El placer se ha convertido en detalles y es visible en ollas, vajillas, servilletas y paños de cocina. El 2017 es todo sobre ilustración y también hace hincapié en el deseo de productos individuales, hechos a mano -con líneas finas y dibujados a menudo dando un efecto naturalista-.

Por lo tanto, los conejos, las hojas, los perros, los escarabajos y las ramitas de las plantas adornan las chucherías y las lámparas incluso de Navidad. Suavidad y dulzura también se enfatizan a través del uso de pieles y tiras, tejidas en tonos naturales cálidos, en colores rosa oscuro o azul claro y gris, que prestan a la casa un grado adicional de serenidad.

Madera: natural y moderna

La necesidad de comodidad, para quienes buscan la calidez en sus hogares, se refleja en la elección del material en la sección de Living. Ya no son sólo sillas, mesas, tablas de cortar y cucharas las que son de madera: hoy en día, este material da forma a modernas esculturas, candelabros, juguetes y platos -a veces ásperos y bastante rústicos, a veces modernos-, o a superficies suavemente planas con un diseño escandinavo atemporal.

Además, las velas imitan el veteado de la madera, mientras que los recipientes de cerámica toman sus señales de la naturaleza y traen las hojas y las flores a la mente. 

Naturaleza en la cerámica

Dining: tendencias para la cocina, la mesa y el hogar

En la sección de Dining, la atención se centra en la funcionalidad, especialmente cuando se trata de comer y de tener una forma de vida saludable. Por lo tanto, numerosos materiales tienen como objetivo preservar los aromas y nutrientes más tiempo, así como suavizar la preparación de los alimentos para conservar toda la bondad de los mismos.

El esmalte está desempeñando un papel más importante cuando se trata de ollas y sartenes, especialmente con una apariencia vintage que recuerda los tiempos pasados ​​y ejerce una influencia calmante. Lo mismo se aplica a la chapa de acero recubierta de polvo, especialmente cuando se usa para latas, cajas de pan y otros recipientes.

En la cocina, el vidrio sigue siendo indispensable por razones prácticas y estéticas. Está ganando terreno en forma de doble pared para vasos y filtros de café, es decir, en todas partes donde los líquidos se deben mantener calientes o fríos.

Además, la combinación de madera y hierro fundido, en tablas de cortar en dimensiones extraordinarias, cucharas de madera de aspecto vintage y detalles en piel, añade un toque rústico a la cocina y transforma productos funcionales en accesorios decorativos.

El retro toma un aspecto natural

Los tonos pastel se utilizan cada vez más para embellecer los enseres de la cocina, vajillas, ollas, moldes para hornear y pequeños electrodomésticos, en particular en situaciones donde los diseñadores aluden deliberadamente a un estilo retro.

Al mismo tiempo, la naturaleza es en sí misma el modelo para los diseños. Las vajillas y platones están creados con la imagen de paisajes montañosos. Los prados y los valles fluviales reflejan peculiaridades regionales. El efecto general de otros artículos es dar la impresión de que han crecido naturalmente -como si fueran parte de la naturaleza- y por ello se esconden hábilmente sus orígenes industriales.

También tomados de la naturaleza, los motivos decorativos del mar y del agua están cada vez más en evidencia en las tendencias que vienen. A menudo en una versión estilizada, las estructuras que recuerdan patrones de ondas encuentran su camino en la mesa del comedor y en la cocina en forma de platos, tazas y similares.

Hay un enfoque más fuerte de la tendencia retro y poca vacilación en remontarse de nuevo a la decoración floral. Los efectos únicos se crean en la porcelana y el vidrio con grano de mármol y las estructuras con filigranas que imitan la naturaleza. Igualmente populares son las composiciones abstractas de color que imitan a las pinturas de acuarelas. 

Café en tazas de materiales reciclables

Giving: tendencias en regalos

El anhelo de armonía y seguridad se refleja en el mundo del regalo con una gran variedad de patrones nostálgicos. Incluso, los mensajes escritos a mano están disfrutando de un verdadero renacimiento porque, en esta era digital, una nota personal, escrita a mano en papel decorado, tiene un nuevo valor.

De ahí un mayor uso de agendas y libretitas, entre otros. En todo caso, los mensajes personales siguen siendo un éxito. En las pizarras escolares, luminarias, sombrillas, tazas o fundas de maletas, mediante aforismos y buenos deseos, este tipo de caracteres se ve por todas partes.

Sustentable: regalar con la conciencia limpia

Las tendencias en movilidad y sustentabilidad continúan sin cesar: el té o café para llevar y el agua potable se colocan en copas especiales. Esto es elegante y respetuoso del medio ambiente.

Los diseñadores son buenos para innovar con joyas formadas de los materiales de los artistas y bolsas hechas de celuloide viejo o de nuevos materiales extraordinarios. La tendencia de la sustentabilidad se extiende incluso en el mundo de la bicicleta, ecológicamente sana, con motivos originales y soluciones prácticas, incluyendo las bolsas que caben en cualquier manillar o estante de equipaje.

Una tendencia para lo exótico

Los objetos de regalo en el verano serán descaradamente coloridos, abarcando todas las clases de cajas, botellas y muchos artículos más. En la playa, lo elegante tendrá formas de salvavidas de gran tamaño. Los mejillones, las estrellas y los caballitos de mar, hechos de loza, porcelana, vidrio o madera natural, se difunden en un ambiente festivo.

Joyería: delicada, simbólica y única

La exclusividad es el primer mandamiento cuando se trata de joyas genuinas. La mayor parte de la demanda se enfoca en artículos sofisticados, únicos, piedras muy raras, también extravagantes, piezas multifuncionales, que se pueden usar como anillos o colgantes.

La joyería se está volviendo más fina, más femenina, más atada al detalle. Particularmente son populares las cadenas delicadas con pequeñas lunas y estrellas, así como simples formas geométricas.

Igualmente de moda son las piezas que están destinadas a coincidir con elementos antiguos y hacerse eco de obras de tiempos pasados, desde el Jugendstil alemán hasta el Art Déco. Los nuevos artículos imprescindibles son los “chokers” (gargantillas), los collares ajustados y las mascadas de cuello que son toda una tendencia.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados