Fimma: de Brasil para el mundo

 

Fimma Brasil 2017 confirmó su liderazgo en el sector de proveeduría del mueble al propiciar la realización de negocios por $290 millones de dólares y llegar a más de 25 mil visitantes, 360 expositores y 500 marcas presentes, en su edición número 13 realizada en Bento Gonçalves, Brasil.

En la ciudad, que se considera como uno de los principales polos muebleros del Continente, los principales actores del mercado mundial del ramo exhibieron sus productos y servicios en un escaparate que ha ampliado sus redes y promovido el fortalecimiento de alianzas estratégicas.

Tecnología y equipos avanzados, robots, automatización, innovación, nuevos materiales y servicios diferenciados, junto con la difusión de conocimientos y debates sobre temas de interés para el sector, fueron apreciados por los visitantes que circularon en los cuatro días del evento.

Aunque la edición 2017 de Fimma Brasil tuvo lugar en uno de los momentos económicos más complicados para el Gigante Sudamericano, la Asociación de Industrias de Muebles del Estado de Rio Grande do Sul (Movergs), organizadora de la muestra, tomó esta situación como un gran desafío a superar.

“En un año tan difícil, lleno de retos, el trabajo en equipo fue determinante para lograr nuestro objetivo, que era y es apoyar y promover el desarrollo del sector”, dijo el presidente de la feria, Rogério Francio.

El resultado superó las expectativas de todos los participantes. Una de las prioridades era multiplicar el volumen de las operaciones. Al respecto, Francio señaló que “hemos estimado en cerca de 290 millones de dólares los negocios logrados gracias a la feria, y alcanzamos la cifra”.

El Proyecto Comprador, que promovió mil 200 mesas de negocios, fue una de las acciones estratégicas para el éxito de esta edición y alcanzó 3.3 millones de dólares en transacciones efectivas. “Además, hay una disposición de otros 20 millones de dólares en los próximos 12 meses, a partir de las reuniones promovidas y los contactos efectuados aquí”, indicó el ejecutivo de Fimma.

Otro de los aciertos fue la selección correcta de los participantes. Durante nueve meses, los organizadores analizaron y evaluaron a 440 compradores internacionales registrados y de éstos se invitó a 50. Los buenos resultados de negocio generan así un gran interés de los expositores para participar nuevamente en la próxima edición en 2019. Algunos incluso ya han renovado sus espacios.

Una atracción que atrajo el interés de los visitantes a la feria fue el “Espacio Joiner”, del proyecto Fimma Joiner. Durante cuatro días, los estudiantes del Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (Senai) mostraron en la práctica las etapas de la fabricación de muebles y la formación que se recibe en este centro de capacitación técnica.

La difusión de información relevante para la industria y el desarrollo de conocimientos y habilidades profesionales se tuvieron también en el programa de Fimma Brasil, a través de conferencias en el Taller móvil del Seminario Internacional sobre la Industria 4.0, La revolución tecnológica en curso y seminario industria en el NR 12 y Seguridad en el trabajo en maquinaria y equipo.

“Más de 4 mil 500 personas asistieron a las presentaciones y exposiciones. Esto demuestra la preocupación de la industria para mejorar, con el objetivo de la excelencia”, anotó Francio, quien añadió que “la crisis y la recesión hacen que los empresarios se vuelven más cautos. Sin embargo, se necesita valor y tomar medidas para promover el cambio, invertir y creer. La ‘máquina’ no puede parar. La feria fue un rayo de luz de la confianza empresarial”.

 

Bento Gonçalves

 

En 2016, sólo en Bento Gonçalves el sector del mueble produjo ingresos de 337 millones de dólares para alrededor de 300 empresas. La industria mueblera en la ciudad genera 6 mil 440 puestos de trabajo.

Dentro de la industria manufacturera, el sector de muebles es el mayor empleador. Es por tanto una importante contribución al desarrollo económico y social de la ciudad, que es uno de los principales polos del segmento en Brasil.

En Rio Grande do Sul actualmente se tiene el registro de más de 2 mil 700 empresas de muebles, que representan el 19% del total de muebles fabricados en Brasil. El año pasado, la producción de muebles y colchones facturó más de 3 mil millones de dólares y exportó más de 178 millones de dólares. Los principales mercados fueron Reino Unido, Uruguay, Perú, Estados Unidos, Chile y Argentina.

También fueron responsables de generar más de 38 mil puestos de trabajo. Estos indicadores demuestran la representatividad del segmento en el contexto de la economía del estado.

 

Sector del mueble en Brasil

 

Actualmente, hay 20 mil 700 empresas del mueble en Brasil. El año pasado, el sector ingresó más de 18 mil millones de dólares y exportó 493 millones de dólares, principalmente a Estados Unidos, Reino Unido, Uruguay, Argentina, Perú y Chile. La meta para 2017 es aumentar las exportaciones a 526 millones de dólares.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados