Creatividad mexicana en Milán

México cuenta con una nueva generación de creativos, cuyos integrantes se han abierto camino dentro y fuera de nuestro país, no sólo dándose a conocer en lo particular, sino promoviendo en el extranjero un mayor conocimiento sobre el diseño nacional.

Dichas participaciones no han sido casualidades sino generadas por el interés de los mismos creativos en darse a conocer y a la vez que se conozca en el extranjero la calidad del diseño que se hace en México.

En la pasada edición de la Milano Design Week y del Salón del Mueble de Milán, varios diseñadores mexicanos participaron en diferentes foros.

En el Salón del MuebleoneSatellite, espacio que presta atención especial a los diseñadores jóvenes, tuvo lugar la muestra SaloneSatellite. 20 Years of New Creativity, curada por Beppe Finessi.

Esta exposición conmemorativa reunió muchos de los prototipos presentados en las 19 ediciones anteriores. Por parte de México, participaron las marcas David Pompa, Tributo y Peca.

En Moblaje, reconocemos el esfuerzo de los diseñadores mexicanos y para mostrar cómo la creatividad nacional traspasa fronteras, le ofrecemos un vistazo a lo que México llevó a una de las capitales del diseño a nivel mundial: Milán.

 

Joel Escalona

 

Joel Escalona es un joven diseñador de la ciudad de México, parte de la nueva generación de creadores latinoamericanos.

En Milán, presentó Dalia Cabinet, su primera colaboración de diseño con la reconocida marca BD Barcelona, empresa que ha editado muebles de artistas y diseñadores como Dalí, Jaime Hayon, Campana Brothers y Konstantin Grcic.

Inspirada en la herrería tradicional, Dalia consigue condensar, en una estructura que se muestra viva, el carácter estridente y barroco de la cultura mexicana.

Su diseño no sólo transmite elegancia y complejidad, sino que le permite “apreciar el contenido de su interior, colocar objetos cuyas voces se impregnan, contando su historia”.

Luis Vega

 

A través de Tributo, un colectivo que conjunta el trabajo de diseñadores y artesanos, este creativo dio una muestra del legado cultural y la producción tradicional local, para exhibir el proyecto Tradición y Territorio al interior del espacio Ventura Lambrate, durante la Semana del Diseño de Milán 2017.

El proyecto estuvo representado por la silla Estándar y la serie de vasijas Engobe. La silla es un asiento para todas las ocasiones, de las ordinarias a las extraordinarias. Es una pieza síntesis pura de estructura y forma, enfatizada por su claridad constructiva y belleza atemporal.

Manufacturada en talleres de ebanistería fina en Jalisco, Estándar puede fabricarse en una variedad limitada de maderas tropicales, con el fin de ofrecer versatilidad y adaptabilidad a diferentes espacios.

Por su parte, la serie de vasijas habla de identidad como producto del diálogo entre los materiales y su geografía, y de la expresión de los aspectos culturales del saber a través del hacer.

Las propiedades técnicas de los elementos de Engobe son el resultado de una cuidadosa selección de materiales, en tanto que sus acabados sólo fueron posibles gracias a las bondades de la fabricación manual y al estudio minucioso de las arcillas y los barros locales.

 

David Pompa

 

El talento mexicano se hizo presente en el pabellón Euroluce del Salón de Milán gracias al diseñador David Pompa, quien exhibió de manera independiente bajo la firma de su propia marca Studio DavidPompa.

En esta ocasión, presentó Ambra y Oola, luminarias que introducen 2 nuevos materiales en la colección: piedra de ónix elaborada en Puebla y cantera rosa elaborada en la Ciudad de México. Ambos materiales se utilizan en un contexto completamente nuevo y con intrigantes combinaciones.

Los nuevos productos reflejan fuertemente el interés de innovar en la forma de trabajar los materiales mexicanos, respetando su herencia.

Por otra parte, la lámpara “Minimal” de éste creativo fue seleccionada para la colección 20 años del SaloneSatellite. Colgante, simple, moderna y elegante, está inspirada en la belleza natural del barro negro. El punto LED en la delgada forma tubular brinda un efecto de luz espectacular y proporciona una iluminación concentrada dirigida

 

Jorge Diego Etienne

 

Presentó en SaloneSatellite, en Milán, su colección Versus, una serie de objetos con gestos escultóricos simplificados, creados a partir de la confrontación de cualidades materiales e inmateriales.

Versus se presenta dentro de un contexto de productos de consumo para entornos domésticos. Su afirmación conceptual juega con las propiedades físicas de los objetos, que no siempre son un reflejo de su funcionalidad específica sino, más bien, desencadenantes emocionales evocados por una poderosa expresión estética.

El mármol y la madera son tallados y esculpidos a mano en nuevas formas por los artesanos. Estos materiales se ponen en contraste con el aluminio, que se transforma a través de procesos industriales pesados ​​como mecanizado CNC y coloreado por anodización. Cada objeto es una combinación de elementos reducidos de pedazos pesados ​​de material para extraer formas geométricas simples.

La colección sugiere un reflejo de nuestra propia experiencia física y conexión emocional con estos materiales a través de sus características preconcebidas. Se aplican diversos procesos para lograr formas que componen las tipologías básicas de la colección, resultando en un equilibrio de colores, luz y sombra con un lenguaje visual reconocible que reinterpreta la elegancia.

La riqueza visual de Versus se obtiene por una oposición de materiales.

 

Rossenham

 

El arquitecto y diseñador mexicano Rick Rossenham exhibió la colección Amerika, al interior de Ventura Lambrate en la Semana del Diseño de Milán 2017. Amerika es una colección de objetos y contenedores elaborada con el último descubrimiento de su taller de cerámica rústica en Dolores Hidalgo, Guanajuato, México. Este descubrimiento trata sobre una mezcla de arcillas de la región que logran descomponer la estructura de la clásica pasta cerámica elaborada en la región.

El esfuerzo de trabajar el material con las manos, bruñendo las piezas de una forma altamente detallada, con un desgaste de tiempo 100 veces más lento en comparación a la alfarería de barro tradicional en Oaxaca.

La industria rústica mexicana puede crear nuevas formas y límites de como podemos utilizar la materia para mostrar a la sociedad como recrear nuestro imaginario de una manera honesta.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados